Procesos de La Lectura.

Reflexión:

Sólo por el contacto con la escritura y la transmisión de los hábitos de lector y escritor darán como resultado lectores y escritores.
Pero nada de esto será posible si el docente no se transforma a su vez, en un lector y escritor de su propia práctica…

Lo visto en clase:

PROCESOS DE LA LECTURA.

Proceso de la “enseñanza” de la lectura.

Proceso del método fonético y sintético.

Proceso de la “enseñanza” de la escritura.

¿Qué es la escritura?

Representar ideas por medio de signos y más especialmente la lengua hablada por medio de letras.

Pasos del proceso de la enseñanza de la escritura.

Paso 1. Coordinación sensoria motora.

Paso 2. Ejercicios de manipulación de lápiz.

Paso 3. Caligrafías.

Paso 4. Ejercicios de copias de figuras, signos y códigos.

Métodos prácticos para mejorar la lectura son:

Cada semana, cronometra leyendo un capítulo de uno de  algunos libros y mide el número de páginas que se hora puedes leer.

Practicar la lectura durante tres o cuatro semanas intentando mejorar comprensión y rapidez durante 15 minutos cada día.

Técnicas de lectura:

Nos sirven para adaptar la manera de leer al objetivo que persigue el lector.

Las dos intenciones más comunes de la lectura son:

1. La maximización de la velocidad.

2. La maximización de la comprensión del texto.

Las técnicas convencionales:

1. La lectura secuencial.

2. Lectura intensiva.

3. Lectura puntual.

Enseñanza de la lectura.

Los métodos más relevantes de la lectura son:

El método fónico.

Método global.

Método constructivista.

Ejercicios de la comprensión de la lectura miden:

La capacidad para reconocer el significado de una palabra o frases en el contexto de las demás ideas.

La habilidad para entender e identificar lo fundamental de la lectura.

La habilidad  para identificar las relaciones entre las ideas para realizar el análisis y síntesis de la información.

Lo investigado:

LOS PROCESOS DE LECTURA

BASES TEÓRICAS

Durante décadas, la idea básica sobre la lectura ha sido que leer es poco más que reconocer ciertos símbolos gráficos y asociarlos a sonidos para transformar lo escrito en oral y  aplicar luego, sobre ese discurso ya oralizado, las habilidades de comprensión de la lengua hablada. Desde esta perspectiva, aprender  a leer no era  sino adquirir la capacidad de reconocer tales símbolos y aprender las reglas que los asocian a los sonidos.

Puesto que, además, se  pensaba que la capacidad de reconocimiento visual y el aprendizaje de los sonidos de la lengua eran procesos sujetos a una lenta maduración durante los cinco o seis primeros años de vida, la actividad central del profesorado de Educación Infantil era la de ayudar a esa maduración (prelectura) para que los niños llegasen preparados para aprender las reglas  del alfabeto en 1º de Primaria.

Evidentemente, la tarea básica del profesorado de este curso no podía ser otra que enseñar esas reglas y darle a sus alumnas y alumnos la cantidad de práctica sobre ellas necesaria  para que oralizasen las letras con precisión  y, a ser posible, rapidez.

Desde la década de los 70, sin  embargo, han sido muchas las investigaciones que nos han demostrado que no existe relación significativa y consistente entre el aprendizaje de la lectura y el nivel de adquisición de aquellas habilidades  “madurativas” con que los niños acceden a primero. Y ello sin mencionar que contamos ya con cientos de experiencias de enseñanza que nos han demostrado que, si sabemos instruirles, niños supuestamente  inmaduros (preescolares y niños con discapacidad psíquica, por ejemplo) aprenden a leer.

Afortunadamente, la constatación de que durante años hemos estado en un grave error ha ido acompañada de un esfuerzo sin precedentes en la investigación psicológica y educativa sobre la lectura y su aprendizaje que, en estos momentos, nos permite tener una visión general sobre tales fenómenos mucho más correcta. No hay duda de que tenemos mucho que aprender aún ni de que en muchas de nuestras ideas actuales estamos también equivocados, pero lo que ya sabemos es mucho más eficaz para basar nuestra práctica escolar en ello y, de hecho, se ha podido comprobar que muchos problemas han empezado a resolverse cuando los hemos abordado desde estas nuevas perspectivas.

http://www.juntadeandalucia.es/averroes/~cepco3/competencias/lengua/infantil/LOS%20PROCESOS%20DE%20LECTURA.pdf

Mi punto de vista:

La lectura no es una actividad sencilla y requiere de múltiples habilidades o competencias para poder desarrollarla con eficacia y considero que la dificultad en el aprendizaje de la lectura está vinculada con la motivación, la inteligencia, las aptitudes, los materiales de enseñanza, la disposición tanto del estudiante como del maestro; los intereses y expectativas que el estudiante tenga para triunfar en el quehacer educativo.

Un pensamiento en “Procesos de La Lectura.

  1. Pingback: Índice | marisolrivera14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s